EZLN CONFIRMA Y EXTIENDE SU PARTICIPACIÓN EN EL CompARTE

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

26 de Julio del 2016.

A l@s participantes y asistentes al CompArte:

A la Sexta Nacional e Internacional:

Compañeros, compañeras, compañeroas:

A pesar de que no pudimos reponer la paga para la alimentación y transporte de nuestra comunidad artística, como zapatistas que de por sí somos, le buscamos el modo para no sólo corresponder a l@s creador@s que respondieron a nuestra invitación al CompArte, también para hacerles sentir de alguna forma el respeto y admiración que nos provoca su quehacer artístico.

Entonces les comunicamos la decisión a la que hemos llegado:

Presentaremos, aunque en calendario y geografía distintos, algo de la creación artística que las zapatistas, los zapatistas preparamos para mostrarles.  Las presentaciones serán de acuerdo a lo siguiente:

Caracol de Oventik: 29 de julio del 2016.  De las 1000 hora nacional a las 1900 hora nacional.  Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tzotzil, zoque y tzeltal de Los Altos de Chiapas.

CIDECI, San Cristóbal de Las Casas: 30 de julio del 2016.  Asistencia de una delegación zapatista como escucha-vidente al CompArte.

Caracol de La Realidad: 3 de agosto del 2016.  De las 0900 del día 3 a la madrugada del 4 de agosto.  Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tojolabal, tzeltal, tzotzil, mame y mestizo de la zona Selva Fronteriza.

Caracol de La Garrucha: 6 de agosto del 2016.  De las 0900 del día 6 a la madrugada del 7 de agosto. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tzeltal y tzotzil de la zona Selva Tzeltal.

Caracol de Morelia: 9 de agosto del 2016. Celebración del 13 aniversario del nacimiento de los caracoles y juntas de buen gobierno zapatistas.  De las 0900 del 9 a la madrugada del 10 de agosto.  Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tojolabal y tzeltal de la zona Tsots Choj.

Caracol de Roberto Barrios: 12 de agosto del 2016.  De las 0900 del 12 a la madrugada del 13 de agosto del 2016.  Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios chol y tzeltal de la zona Norte de Chiapas.

Para poder ingresar es necesario su gafete de registro del CompArte en CIDECI, e inscribirse en la mesa instalada para tal efecto, en el CIDECI, a partir del 27 de julio del 2016 en la tarde.  Ojo: tomar en cuenta que acá… bueno, en todos lados, es temporada de tormentas.

Sabemos que la inmensa mayoría no podrá asistir a todas las presentaciones ahora que el calendario y la geografía se expandieron.  De repente sí, ustedes lo saben.  Como quiera, estén o no, nos presentaremos teniéndole presente a usted.

NO SE PERMITIRÁ EL ACCESO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE PAGA (aunque pretendan que también trabajan en medios que no son de paga).

Los medios compas, es decir, los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen, serán bienvenidos, incluso por los Tercios Compas, porque acá sí hay solidaridad gremial.

-*-

Como zapatistas que somos y en este día, refrendamos nuestro apoyo a la demanda de verdad y justicia para Ayotzinapa y para tod@s l@s desaparecid@s, que se mantiene sin desfallecer por las madres, padres, familiares y compañer@s de los ausentes.  A tod@s ell@s, a quienes faltan y a quienes buscan, nuestro mejor abrazo.  Su dolor es nuestro dolor, y es nuestra su digna rabia.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.               Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/2afVfze

Carta abierta sobre la agresión al movimiento popular en San Cristóbal de las Casas, Chiapas

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

21 de Julio del 2016.

A quien sea ahora el gobernador en funciones y demás capataces del suroriental estado mexicano de Chiapas:

Damas (já) y Caballeros (doble já):

No reciban nuestros saludos.

Antes de que se les ocurra inventar (como ya está haciendo la PGR en Nochixtlán, Oaxaca) que la cobarde agresión contra el campamento de resistencia popular en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, fue orquestada por ISIS, les pasamos, gratis, el informe que hemos recabado:

Las siguientes son palabras de un hermano indígena partidista (PRI) de San Juan Chamula, Chiapas, México:

A las 9 de la mañana (del día 20 de julio del 2016) llamaron a los del Verde a su casa del gobernador.  Ahí regresaron y que les dijeron que hagan como hicieron el otro día.

 (NOTA: se refiere a cuando un grupo de indígenas del Partido Verde Ecologista se pusieron pasamontañas y fueron a hacer desmanes en el bloqueo de San Cristóbal y en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas.  Cuando fueron detenidos por la seguridad de la CNTE primero dijeron que eran zapatistas (no lo eran, ni lo son, ni lo serán), luego ya dijeron que son partidistas.

Pero que esta vez iban a ir a dialogar, para que los del bloqueo dejaran pasar los camiones de los chamulas que hacen comercio en Tuxtla.  El presidente municipal (del Verde Ecologista) puso las patrullas y la ambulancia locales.  El de San Cristóbal otro tanto de policía.  Los gobiernos de Tuxtla un buen tanto más.  De por sí hicieron trato con los policías, o sea que tenían su plan pues.  Y entonces llegaron como que quieren dialogar y un grupo se cruzó y entonces empezaron a romper todo, a robar y a quemar, o sea que por dos lados los agarraron.  Luego, como traen armas, porque de por sí los Verdes andan armados, pues a disparar como bolos y mariguanos.  Y los policías estaban como cuidándolos, o sea que eran su apoyo.  Eso que hicieron los verdes ya no estamos de acuerdo.  Porque de por sí ahora los turistas tienen miedo de venir a la cabecera (de San Juan Chamula) y eso perjudica a todos porque baja el comercio mucho.  No es el bloqueo, son los pinches verdes que están chingando todo.  Ahora vamos a ir a protestar a Tuxtla para que quiten a ese presidente que es tan pendejo.  Y si no hacen caso, pues ya lo vamos a ver aquí cómo le hacemos.”

En lo que se refiere a su torpe maniobra de encapuchar paramilitares para presentarlos como zapatistas (además de que es un refrito usado antes por el Croquetas Albores), es un fracaso rotundo.  Cuestionadas sobre si creían que eran zapatistas los que habían desalojado el bloqueo y hecho desmanes, esto respondieron dos personas del pueblo, sin filiación política conocida:

Un comerciante ambulante, edad aproximada 60 años responde:

  “¡No! Los que hicieron destrozos ayer son gente pagada del gobierno, de por sí lo sabemos. No son los que apoyan a los maestros.  Porque la lucha de los maestros está bien, si no, vamos a terminar pagando la educación nosotros. Y ¿de dónde sacan para pagarle a los maestros? Pues del pueblo. Lo que falta es que por lo menos la mayoría de los estados se decidan a entrarle, porque ya hay cuatro estados que están ya puestos, pero los demás no sabemos para cuándo.”

Una indígena Chamula, comerciante ambulante, contesta:

  “¡Naaaa!!!, no son ellos, ¡ellos no se comportan así! Ellos (los zapatistas) sí están apoyando a los maestros y los de ayer se quieren hacer pasar como ellos, pero no son, sólo se ponen sus pasamontañas, pero no se portan igual.

– ¿y quién era la gente de ayer?
– Son otros, les pagan.
– ¿y cómo ve lo de los maestros?
– Pues es que sí se necesita apoyarlos”

-*-

Estamos seguros que ustedes lo ignoran (es eso, o que las tonterías que hacen es por lo mismo, o sea por tontos), pero resulta que el así llamado “conflicto magisterial” surge por la estúpida prepotencia del gris aspirante a policía que todavía despacha en la Secretaría de Educación Pública (SEP, por sus siglas en español, oh, de nada, no hay por qué darlas).  Después de movilizaciones y de la respuesta gubernamental a esas movilizaciones con amenazas, despidos, golpes, cárcel y muertes, el magisterio en resistencia logró que el gobierno federal se sentara a dialogar.  Es, pues, un asunto federal.  Corresponde al gobierno federal y al magisterio en resistencia dialogar y llegar o no a acuerdos.

Ustedes simpatizan con la cerrazón del gris policía.  Nosotras, nosotros, zapatistas simpatizamos con las demandas del magisterio y lo respetamos.  Y no sólo a la CNTE, también y sobre todo al movimiento popular que se ha levantado en torno a sus demandas.  Como zapatistas que somos, hemos hecho pública nuestra simpatía apoyándolos, además de con la palabra, con el poco alimento que pudimos juntar de nuestras mesas.

¿Ustedes creen que a ese movimiento, ya popular, lo van a derrotar con desalojos, así sea disfrazados de “indignación ciudadana”?  Pues ya lo vieron que no.  Al igual que los hermanos pueblos originarios hicieron en Oaxaca, si los desalojan, se vuelven a poner.  Así una y otra vez.  Porque resulta que acá abajo, no hay cansancio.  Sus patrones de ustedes calcularon que el movimiento del magisterio en resistencia se iba a desinflar por las vacaciones.  Ya vieron que se equivocaron (mmh, ya son más de 3 fallas en la evaluación, si les aplicaran la “reforma educativa” ya estarían despedidos, y buscando empleo en Iberdrola al lado del psicópata).

El movimiento no hace sino crecer y concertar simpatías, mientras ustedes sólo convocan antipatías y repudio.

Como lo señalamos desde hace casi dos meses, el movimiento ya acuerpa distintos sectores sociales y, claro, sus demandas específicas.  Por ejemplo, no están ustedes para saberlo, pero ya piden la destitución de Cancino (supuesto presidente municipal de San Cristóbal de Las Casas, ciudad que está, tal vez ustedes lo ignoren, en el estado de Chiapas, México) y el encarcelamiento de Narciso, jefe paramilitar de la ALMETRACH.  Eso y otras cosas que demandan, que se pueden resumir en una sola: buen gobierno.  ¿Qué tarda en que se den cuenta de que ustedes, tod@s, estorban, que no son sino parásitos que enferman a la sociedad entera arriba y abajo?

Pero entonces pasa que ustedes se sienten muy seguros y mandan a sus perros a robarles sus pocas pertenencias a esas personas que se están manifestando PACÍFICAMENTE.  Bueno, pues entonces nosotros, nosotras, zapatistas, volveremos a juntar alimentos y los enseres que les quitaron, y se los volveremos a mandar. Así una y otra vez.

En lugar de hacer declaraciones ridículas (como la del deslinde del cobarde ataque al plantón POPULAR en San Cristóbal), podrían contribuir en algo a la distensión necesaria para que ese diálogo y negociación siga el rumbo que determinen sus partes (que, les recordamos, es entre el Gobierno Federal y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), harían bien en amarrar a sus perros (de nombres Marco Antonio, Domingo y Narciso).  Sólo sílbenles agitando un fajo de billetes y verán cómo obedecen.

Y un consejo no pedido: no jueguen con lumbre en San Juan Chamula, el descontento y la división que, dentro de ese pueblo, están fomentando ustedes con sus tonterías, puede provocar un conflicto interno cuyo terror y destrucción no se podrán tapar ni con bots en redes sociales, ni con inserciones pagadas, ni con el poco dinero que Manuel Joffrey Velasco Baratheon-Lannister haya dejado en la tesorería estatal.

Entonces tranquilos.  Paciencia y respeto.  Esperemos que el gobierno federal dialogue y negocie con seriedad y compromiso.  No sólo porque las demandas magisteriales son justas, también porque tal vez ésta es de las últimas veces en que habrá con quién dialogar y negociar.  Es tal la descomposición que han alentado ustedes que, pronto, no sabrán ni a quién calumniar.  Además, claro, que no habrá nadie en el otro lado de la mesa.

¿Entendido?

Entonces, ustedes a lo suyo, es decir, al Photoshop, las páginas de sociales, las fiestas de relumbrón, los anuncios monumentales, las revistas del corazón, la frivolidad de quien carece de inteligencia.

¿Gobernar?  ¡Vamos, eso ya no se los creen ni los medios de paga!

Mejor háganse a un lado y aprendan, porque éste es Chiapas, y el chiapaneco es mucho pueblo para gobierno tan miserable.

-*-

A quien corresponda:

Como zapatistas que somos es nuestra convicción, y obramos en consecuencia, que se deben respetar las decisiones, estratégicas y tácticas, del movimiento. Y esto va para todo el espectro político.  No es legítimo querer montarse en un movimiento para tratar de llevarlo a un lado fuera de su lógica interna.  Ni para frenarlo, ni para acelerarlo.  O si no, digan claro que lo que quieren es usar ese movimiento para sus fines y propósitos particulares.  Si lo dicen, tal vez el movimiento sí los sigue, tal vez no.  Pero es más sano hablarle claro al movimiento sobre lo que se busca ahí.  ¿Cómo quieren dirigir si no respetan a la gente?

Nosotras, nosotros, como zapatistas que somos, no vamos a decirle a nuestras maestras y maestros actuales (l@s de la CNTE y los pueblos, barrios y colonias que apoyan) qué hacer o qué no.  Esto les debe quedar bien claro a todas esas nobles personas que luchan: CUALQUIER MOVIMIENTO QUE HAGA EL ZAPATISMO EN LO QUE SE REFIERE AL MOVIMIENTO POPULAR EN CURSO (o los que surgirán después) LO HARÁ SABER PÚBLICAMENTE CON ANTELACIÓN y siempre respetando sus tiempos y modos.  Tanto la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, como los movimientos de pueblos originarios, colonias y barrios que apoyan al magisterio, deben entender que, cualquiera que sea su decisión, sea sobre el rumbo, el destino, los pasos y la compañía que decidan, recibirá nuestro respeto y saludo.

Lo de “disfrazarse” de zapatistas y gritar consignas que involucren a otr@s, está bien para que se diviertan un rato y tener una medallita en su curriculum, pero no deja de ser falso y deshonesto.  Nosotr@s no nos alzamos para repartir comida chatarra robada, sino por democracia, libertad y justicia para tod@s.  Si creen que es más revolucionario y que ayuda más al movimiento, romper vidrios y robar comida que ni alimenta, pues que el movimiento valore y decida.  Pero aclaren que no son zapatistas.  A nosotr@s no nos molesta ni enfada que nos digan que no entendemos el momento coyuntural, o que no tenemos visión de las ventajas electorales, o que somos pequeño burgueses.  Sólo nos interesa que esa maestra, ese maestro, esa señora, ese señor, ese joven o jóvena, sientan que acá, en las montañas del sureste mexicano, hay quienes les quieren, les respetan y les admiran.  Aunque en las grandes estrategias electorales o revolucionarias no entren en juego esos sentimientos.

Porque el magisterio en resistencia y, como se hace cada vez más frecuente, el movimiento popular que se acuerpa en torno a él, enfrenta condiciones adversas muy difíciles.  No es justo que, en medio de todo esto, tenga que sortear ya no sólo barrotes, toletes, escudos, balas y, ahora, paramilitares; también “consejos”, “orientaciones”, y órdenes “con-todo-respeto” indicándoles lo que deben o no hacer, avanzar o retroceder, es decir, pensar y decidir.

Nosotras, nosotros, zapatistas, no les mandaremos comida chatarra a quienes luchan, sino tostadas de maíz no transgénico, no robadas, sino hechas con el trabajo de miles de hombres y mujeres que saben que ser zapatista no es ocultar el rostro, sino mostrar el corazón.  Porque las tostadas zapatistas, recalentadas, alivian el hambre y alientan la esperanza.  Y eso no se consigue en las tiendas de conveniencia ni en supermercados.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.                          Subcomandante Insurgente Galeano.

México, 21 de julio del 2016.

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/2acMh4Q

¿La geografía? Oventik. ¿El calendario? 29 de julio del 2016.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO,

Julio 17 del 2016,

A l@s Artistas participantes en el CompArte:

A la Sexta Nacional e Internacional:

Hermanas y hermanos:

Compañeras, compañeros y compañeroas:

Reciban nuestros saludos.  Les escribimos para comunicarles lo siguiente:

Queremos de alguna forma hacerles saber y sentir, a todo@s l@s artistas que se comprometieron a participar en el CompArte, no sólo nuestra admiración y respeto.  También y sobre todo, nuestra convicción de que las horas oscuras actuales, y las que vendrán, requieren de su quehacer y creatividad para encontrar el camino que, como humanidad, queremos, necesitamos y merecemos.

Y cuando hablamos de oscuridad, no sólo nos referimos al horror que salta y destruye en cualquier punto de la ya doliente geografía mundial.  También al mercantilismo político y económico que, sin importarle mayormente las muertes y desgracias, se lanza sobre los cadáveres aún tibios de las víctimas, y trata de sacar ganancia y ventaja.

Si la máquina impone esta lógica perversa en que cada dolor no indigna sino impermeabiliza, tal vez pueden ser las Artes quienes le recuerden a la humanidad que la persona no sólo destruye y mata, impone y avasalla, desprecia y olvida; también es capaz de crear, liberar y hacer memoria.  ¿No incluso en las creaciones artísticas más dolientes y desgarradoras, palpitan la vida y la libertad?

Qué bueno, pensamos, sentimos, creemos, como zapatistas que somos, que hay artistas que sabrán sacar, desde lo más profundo del calendario más oscuro, una luz de humanidad.

Porque si no es ahora, ¿entonces cuándo?

No queremos hacerles sentir que deben algo a nadie, ni sometimiento, ni seguimiento, ni incondicionalidad.  No buscamos sus votos ni sus vetos.  Sólo queremos decirles que, en ese mundo que avistamos desde la cofa del vigía, les miramos.  O mejor aún, miramos sus creaciones.

Así pensamos.  Sin embargo, vemos que nuestras ideas y sentimientos no alcanzan a cubrirse siquiera con estas palabras.

Es por esto que las zapatistas, los zapatistas, nos empeñamos en silencio en un nuevo esfuerzo que ahora les queremos comunicar:

Queremos saludarlos y homenajearlos como lo que son.  No como militantes de las causas que con diferentes colores y símbolos pueblan el mundo.  Sí como el paso en el que adivinamos un mañana más humano, más digno, mejor.

Nosotras las zapatistas, los zapatistas, no miramos hacia arriba.

Sólo frente a las ciencias y las artes levantamos nuestros ojos, nuestros oídos.  Y no son el temor y la obediencia las que así elevan nuestra mirada.  Es el portento del conocimiento, es la maravilla de las artes.

Por eso nos hemos organizado para presentarles una versión muy apretada de lo que ha sido nuestro trabajo para el CompArte.  Esto con el único objetivo de tratar de que sientan ustedes lo grande que son para nosotros, nosotras, zapatistas.

Sabemos que l@s compas de la Sexta y parte de la comunidad artística de Chiapas, con el compromiso siempre actuante de l@s compas del CIDECI, han seguido adelante con la organización del CompArte en el CIDECI a celebrarse en su local, de los días 23 al 30 de julio del 2016.  Esperamos de veras que esa celebración sea tan brillante como lo es su quehacer artístico y que, en estos calendarios de oscura desesperanza, en ese rincón del mundo se respire otro aire y no sea la noche de arriba quien reine.  Que, aunque sea en la fugacidad de una pieza musical, un trazo de pintura, un paso de baile, un fotograma, un renglón de un diálogo, un verso, un lo que sea, sea derrotada la hora del policía, y en un segundo al menos se respire la posibilidad de otro mundo.

Entonces, aprovechando que algun@s (no tod@s, es cierto) estarán creando en el CIDECI en esas fechas, queremos invitarlas, invitarlos, invitarloas, a participantes y asistentes, al caracol de Oventik el día 29 de julio del 2016.  Desde las 1000 y hasta al menos las 1900 horas (hora nacional) estaremos presentando teatro, bailables, música, poesía, pintura, pensamientos, y tal vez hasta adivinanzas.  Aunque sólo será una pequeña parte de lo que se preparó en los pueblos para el CompArte, estarán presentes los 5 caracoles que acuerpan a los pueblos zapatistas tzotziles, choles, tzeltales, tojolabales, zoques, mames y mestizos.  Aún con la premura, l@s compas zapatistas, se han preparado para celebrar, en honor de ustedes, la vida y la libertad.

Ya no será todo lo que se preparó por nuestra parte, pero será algo no menor: un regalo que queremos hacerles.  De repente les gusta, de repente no.  Pero estamos seguras, seguros, de que encontrarán aquí sonidos, colores, luces y sombras que no tienen más aspiración que hacerles escuchar, mirar y sentir el “gracias” con que les abrazamos.

L@s artistas zapatistas hacen su presentación el día 29 de julio y el día 30 regresan a sus comunidades.  A menos, claro, que alguien les invite a estar en el último día del festival CompArte en el CIDECI.  En dado caso, harán una escala en CIDECI para algo aprender de ustedes.

Así que ya lo saben:

¿La geografía?  El caracol de Oventik.

¿El calendario? 29 de julio del 2016, de las 1000 a las 1900 horas.

Tal vez llueva, tal vez no.  Tal vez haga frío, tal vez no.  Pero aquí estamos, aquí estaremos.

Porque este rincón del mundo, en donde nos toca resistir y luchar, es sólo nuestra casa temporal.

Nuestra casa grande, en mañana y sueño, ha sido, es, y será el mundo que, con l@s otr@s, crearemos.

Acá les esperamos.

De por sí siempre les estamos esperando.

Y aunque no puedan llegar, reciban nuestro abrazo mejor, el que les damos…

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés             Subcomandante Insurgente Galeano.

Chiapas, México.  Julio 17 del 2016.

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/29NpCLn

A LA MAESTRA, CON CARIÑO

A LA MAESTRA, CON CARIÑO.

Julio del 2016.

A las maestras del magisterio en resistencia:

A la Sexta Nacional e Internacional:

A l@s asistentes y participantes del CompArte en todo el mundo:

Compas, hermanoas, etcéteras:

Reciban todas, todoas, todos, nuestros saludos y respetos.  Esperamos que estén bien de salud y ánimo.

Les escribimos para presentarles unos videos de otras participaciones que las bases de apoyo zapatistas habían preparado para el CompArte.

Ahora se trata de dos videos dedicados a las mujeres de abajo y a la izquierda, y en especial a las maestras que luchan.  Sale y vale:

-*-

“BAILAR UN PENSAMIENTO”

Este video que les mostramos primero es del Caracol de La Garrucha.  Es un bailable que se llama “Los Derechos de las Mujeres”.  Como casi todo acá, se preparó en colectivo tanto de hombres como mujeres, jóvenes formados en el sistema zapatista de educación autónoma.  Lo crearon, ensayaron y prepararon bases de apoyo zapatistas para el CompArte.  La explicación de la maestra de la ceremoña lo dice todo.  Si terminan ustedes repitiendo el estribillo, es normal.  Pero una cosa les decimos: cuando ustedes sean capaces de, como dice la compañera maestra de la ceremoña, “bailar un pensamiento”, entonces tal vez se replanteen eso de que las Artes son sólo de arriba, y las de abajo son “artesanías”.

El valor del bailable no está sólo en lo que van a ver y escuchar, sino en su genealogía: la zona Selva Tzeltal, cuya Junta de Buen Gobierno se asienta en La Garrucha, fue la última en incorporar mujeres a los cargos organizativos.  Y, tal como dice el bailable o coreografía o como se diga, empezaron unas cuantas (dos o tres, según recordamos).  Las demás compañeras se fueron incorporando a todos los cargos después, sí, pero no porque los hombres les dijeran, o por orden de los mandos, o por la concientización que alguna vez pretendieron imponer, cuando éramos “famosos”, diversos grupos feministas.  Fueron las propias mujeres zapatistas quienes se explicaron, se convencieron y se incorporaron.

Así que ahí está el reto: bailense un pensamiento y luego hablamos.

El video es del mes de abril del año 2016, y fue producido por “Los Tercios Compas”. Copyleft: Junta de Buen Gobierno etcétera.

  /Chisme de género: un comisionado de la sección “Subterránea” de los Tercios Compas, bajó hasta donde, bajo tierra, mal descansa el finado SupMarcos y le mostró el video.  El finado sólo hizo gestos de dolor y declaró: “deja tú el baile, el verdadero problema es la realidad”.  Después, viendo cómo cada compañera que se incorpora al bailable, va aventando a los hombres hacia atrás, y toma su lugar adelante, movió la cabeza en señal de desaprobación y, antes de volver a su sueño no eterno, dijo “ya no hay valores” …/

-*-

“LAS MUSIQUERAS”

El siguiente video no está completo.  Es sólo una parte de menos de un minuto porque… porque… bueno, por problemas técnicos.  Platicando entre nosotros recordamos: en los festejos y celebraciones de antes (digamos hace más de 22 años), las mujeres sólo bailaban.  No se veían tocando ningún instrumento.  Es más, ni siquiera estaba en su imaginación que era posible que las mujeres hicieran más música que los cantos eclesiales.  Así que miren, y escuchen la historia de lucha que hay detrás de esa rola ranchera-corrido-balada-cumbia-norteña.  No está en el video, pero cuando les pedimos a las encargadas que llamaran al grupo musical para tomar el video, se dijeron entre sí “oí, búscalas a las musiqueras porque les van a tomar foto”

Si lograron bailar un pensamiento, tal vez puedan descubrir la genealogía que hay detrás de esos pasamontañas, la historia que abraza el violín como si abrazara un escudo, y que empuña la trompeta como lo que es: una espada.

La canción es de un colectivo del pueblo “OSO”, MAREZ “Lucio Cabañas”, Caracol de la zona Tzotz Choj, que incluye tzeltales, tzotziles y tojolabales, y se llama “Nuestras Demandas”.  El video es del mes de abril del 2016 y fue producido por “Los Tercios Compas”.  Copyleft o como se diga, eso.

 

-*-
  Bueno, compas y no compas.  Pues esto fue lo de esta vez.  De repente, tal vez, es probable, quién sabe, a lo mejor, les ponemos otro día más ejemplos, con fotos y videos, de lo que iba a ser nuestra participación en el CompArte.  Y, no sabemos, a lo mejor, quién sabe, tal vez, les decimos de alguna sorpresa por venir.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.      Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO:

Conversación captada por el sistema de satélites interestelares “Pozol´Sistems”, en el mes de julio del año 2016, en coordenadas clasificadas, pero, sí, claro se sabe que era Chiapas, México, América, Planeta Tierra en vías de extinción.  Audio defectuoso, imposible determinar si habla un hombre, una mujer, unoaotroa, o un animal, vegetal o mineral:

 “Los maestros”, “los dirigentes”, “los líderes”, já.  Puro “los”.  ¿Y qué pues con las “las”?  Ahí están.  No son pocas.  No, no sé la cantidad exacta.  ¿Acaso tengo cara de estar contando?  ¿Eh?  ¿Como cuántas aproximadamente?  Si no es concurso de popularidad, mi buen.  Ustedes siempre tan de cantidades, y terminan contando likes, pulgares arriba, vistas, seguidores, suscriptores, afiliados, boletas marcadas… hasta que la realidad les pide cuentas.  Sí, pero es que me embravece su lógica de veracidad y corrección.  Si por ustedes fuera, la mierda sería precandidata y su lema sería “millones de moscas no pueden estar equivocadas”. ¿Eh?  Sí, cierto, ya es de por sí.  Pero, mire, el asunto no es lo que cuentan, sino lo que dejan de cuantificar.  Bueno, pues, digamos que, si se aplicara eso de la paridad de género al movimiento magisterial y popular, pues no se estaría cumpliendo.  Son más las ellas que los ellos.  Y si a ésas vamos, ¿por qué no cuenta usted loas elloas?, ahí están también.  ¿Eh?  Sí, popular, o sea que no sólo del magisterio.  Vaya y vea entonces, porque ustedes dicen que son vándalos, criminales, ya falta poco para que digan “terroristas”.  Ahí va a ver a la señora del mercado, a la de las tortillas, gente de pueblo pues.  Sí, gente que se parte el alma todos los días, a todas horas, para conseguir paga para mal vivir.  Sí, no sólo apoyan al magisterio, también demandan justicia, libertad, democracia, buen gobierno.  ¿Eh?  ¿Zapatistas?  No conozco, pero están en sus caracoles, si quiere vaya y pregúntenles.  Yo le hablo del bloqueo, que más que bloqueo es como un campamento popular.  ¿Qué?  ¿Le molesta la palabra?  Ah, sí, claro, su obsesión con el “populismo”.  Por cierto, oiga, qué ridículo el que fue a hacer su jefe allá con los gringos… ¿Canadá?  Es lo mismo, la geografía no altera el resultado. El que es tarugo en un lado, lo es en otro.  Ah, vaya, ¿nada contra el mero mero, el preciso, el que paga?  Bueno, de por sí yo le estoy platicando de las mujeres.  No, no del movimiento magisterial, sino de las mujeres.  Porque para ustedes sólo sirven para… ¿eh? ¿sin groserías?  ¡Voooy, que delicadito me salió!  Bueno, pues, ahí están las mujeres.  Sí, unas son maestras, otras empleadas, otras amas de casa o de cajón, porque no me diga usted que se puede llamar “casa” a esos cuartitos de cartón.  Estudiantes, sí.  ¿Profesionistas?  Bueno, tampoco paso y les pido su título, su credencial de electora o cosas así.  Yo nomás veo, miro, oigo, escucho, aprendo.  Bueno, pues, le digo de las maestras.  Ahí están.  Sí, igual las golpean, las gasean, las corretean.  Y cuántas cosas les dicen.  Y no es que me contaron, lo miré de por sí.  ¿Y viera usted que acaso se rinden?  No.  Ni se desmayan, pues, o sea que no son dejadas.  No, no son manipuladas por fuerzas diabólicas, ni son parte de un complot.  Son así, pues, normales.  Jóvenes, las de juicio, ancianas.  Sí, flacas, gordas, medias, y de todos los colores.  Son diferentes, pero se parecen, porque todas son de abajo y son mujeres.  Mire usted es que yo en lo que me fijo es en la mirada.  Y claro se ve que tienen la mirada como así, como que ya no, como que hasta aquí nomás, como que ya basta.  ¿Por qué?  No sé, pero yo creo que es porque ya saben que no están solas…

Doy fe.

Guau-Miau.

 

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/29FNy4I

EL FESTIVAL CompARTE Y LA SOLIDARIDAD.

EL FESTIVAL CompARTE Y LA SOLIDARIDAD.

Julio del 2016.

Compañeroas de la Sexta:
Artistas de los 5 continentes:
Magisterio en Resistencia:

Como ya saben, hemos decidido suspender nuestra participación en el festival CompArte.  Claro que, para quien sabe leer con atención, no dijimos que se suspende el festival.  Simplemente lo que hicimos es señalar que nosotras, nosotros, zapatistas, no vamos a poder compartir.  Y por eso, si alguien pensaba en eso y lo mismo le lleva a no participar, pues decíamos que nos disculpen porque lo sabemos que hizo su gasto.  A las Artes nadie debe de darles órdenes.  Si hay un sinónimo de libertad, tal vez el último reducto de humanidad en situaciones límite, son las artes.  Nosotros, nosotras, zapatistas, no podemos, ni debemos, ni se nos ha cruzado siquiera por la mente, que les digamos a l@s trabajador@s del arte y la cultura cuándo deben crear o cuando no.  O, peor aún, imponerles un tema y reeditar, ahora con la coartada de los pueblos originarios en rebeldía, “revoluciones culturales”, “realismos” y demás arbitrariedades que lo único que esconden es un comisario y policía que determina cuál es “buen arte” y cuál no.

No hermanas, hermanos y hermanoas artistas.  Para nosotras, nosotros, zapatistas, las artes son una esperanza de humanidad, no una célula militante.  Pensamos sí, que es en los momentos más difíciles, cuando es más la desilusión y la impotencia, que las Artes son las únicas capaces de celebrar la humanidad.

Para nosotras, nosotros, zapatistas, ustedes, junto con l@s científic@s, son tan importantes que no imaginamos mañana alguno sin su quehacer.

Pero eso ya será tema de alguna carta posterior.

Lo que ahora queremos es cumplir un debe con ustedes.  Porque desde el 15 de junio del 2016, fecha final para registro, teníamos preparado un informe para comunicarles cómo estaba lo del Festival de CompArte.  Desgraciadamente, la situación nacional se fue tensando (debido a la irresponsabilidad del niño con la caja de cerillos que despacha en la SEP) y lo fuimos posponiendo hasta que se llegó a la decisión que ya les hemos trasmitido.

Como quiera, es bueno que sepan cómo iba el CompArte.  Aquí en forma sintética:

Se registraron 1127 artistas nacionales y 318 de otros países.

Los artistas nacionales son originarios de:

Aguascalientes
Baja California
Baja California Sur
Campeche
Chiapas
Chihuahua
Colima
Coahuila
Ciudad de México (Ex DF)
Durango
Estado de México
Guanajuato
Guerrero
Hidalgo
Jalisco
Michoacán 
Morelos
Nayarit
Nuevo León
Oaxaca
Puebla
Querétaro
Quintana Roo
San Luis Potosí
Sinaloa
Sonora
Tabasco
Tamaulipas
Tlaxcala
Veracruz
Yucatán
Zacatecas

L@s Artistas de otros países son originarios de:

EUROPA
Alemania
Bélgica
Dinamarca
Escocia
Eslovenia
Estado español
Finlandia
Francia
Grecia
Holanda
Inglaterra
Irlanda
Italia
Noruega
Portugal
Rusia
SuizaAMÉRICA
Argentina
Brasil
Canadá
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba

 

Ecuador
El Salvador
Estados Unidos
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Perú
Puerto Rico
Trinidad y Tobago
Uruguay
VenezuelaASIA
China
Irán
Japón
Rusia
Taiwan

ÁFRICA
Marruecos
República de Togo

OCEANÍA
Australia
Nueva Zelanda

El artista participante de mayor edad es un cantautor que anda rondando los 80 años, aunque aparenta muchos menos (de nada, Oscar), cuyas canciones rescatando la cultura popular y sus parodias musicales (que sólo son superadas por la realidad) todavía suenan en las montañas zapatistas y, tal vez, también en los lugares donde el magisterio resiste.

L@s artistas participantes de menor edad son: un niño de 6 años, que baila son jarocho con el Colectivo Altepee; el Coro de niños del Huitepec, cuyas edades van de los 3 a los 11 años; una niña, de diez años, que toca el cajón de tapeo con la Banda Mixanteña de Santa Cecilia: y una niña, de diez años, que toca el piano.

ACTIVIDADES ARTÍSTICAS A COMPARTIR:

ARTES ESCÉNICAS:

BAILE FLAMENCO
BAILE DE TANGO
CIRCO
CLOWN
CUENTACUENTOS
DANZA
DANZA AÉREA
DANZA CONTEMPORÁNEA
DANZA FOLCLÓRICA
LECTURA DE POESÍA 
LIMA-LAMA
MAGIA
MALABARES
MARIONETAS
PAYASOS
PERFORMANCE
TEATRO
TEATRO DE SOMBRAS
TEATRO SENSORIAL
TÍTERES

ARTES PLÁSTICAS (O VISUALES):

ALEBRIJES
ARQUITECTURA
BORDADO
CARICATURA POLÍTICA
CARTONERÍA
COLLAGE
COMICS
CUENTO GRÁFICO
DIBUJO
DISEÑO GRÁFICO
ENCUADERNACIÓN
ESCULTURA
FOTOGRAFÍA
FOTOGRAFÍA EN 3D
GRABADO 
GRAFITTI
ILUSTRACIÓN
INSTALACIÓN EFÍMERA
INTERVENCIÓN DEL ESPACIO
LAUDERÍA
MÁSCARAS
PINTURA
PINTURA CORPORAL
PINTURA DE MACETAS
PINTURA MURAL
SERIGRAFÍA
STENCIL
TATUAJES

AUDIOVISUALES:

AUDIOCUENTOS
CINE
DOCUMENTAL
FOTOGRAFIA DIGITAL 
VIDEO
VIDEO DOCUMENTAL
VIDEO CLIP
VIDEO ESCULTURA

MÚSICA:

BANDAS DE VIENTO
BEAT-BOX
BLUES
BOLERO
BOSSANOVA
CANCIÓN DE PROTESTA
CHILENAS
CUMBIA
DUB
ETNOROCK
FUSIÓN
GITANA
HIP-HOP
JAZZ
MÚSICA AFRICANA
MÚSICA DE CONCIERTO
ARPA
PIANO
VIOLÍN
TUBA
FLAUTA 
     GUITARRA
LAÚDMÚSICA DE GAITA
MÚSICA DE HANG DRUM
MÚSICA DE HOMPAK
MÚSICA DE ORGANILLO
MÚSICA TRADICIONAL
PUNK
ÓPERA
RAP
REGGAE
ROCKABILLI
ROCK ALTERNATIVO
SKA
SON CUBANO
SON JAROCHO
SWING
TROVA

OTRAS ACTIVIDADES
TALLERES (DE CASI DE TODO LO QUE SE VA A PRESENTAR)

¿Hay que hacer el CompArte?  Pues esa pregunta les toca responderla a ustedes.  Y responder también el cómo, cuándo, y los etcéteras de costumbre.  Pensamos que, si son capaces de maravillar al mundo con su quehacer, bien podrían organizarse para celebrar la humanidad frente a la máquina.

Nosotros, nosotras, zapatistas, hemos suspendido (no cancelado) nuestra participación.  Pensamos, creemos, tenemos la esperanza que ya habrá días más limpios en que podamos hacerlo.  No sabemos, tal vez, cuando la fiesta del cumpleañero, el Congreso Nacional Indígena.  Pero no queremos comprometernos porque qué tal que…

El CompArte Zapatista.

Pero, aprovechando que estamos en el tema, les informamos también cómo iba a estar nuestra compartición artística.  Bueno, no mejor les contamos esto: el Comandante Tacho nos dijo, palabras más, palabras menos, “Hay un compa que hizo su canción, o sea que la hizo completa, o sea la letra y la música.  Y en su pueblo se hizo un grupo musical.  Cuando estaba la selección en el caracol de La Realidad o sea donde veíamos todo lo de los pueblos y se iba seleccionando quienes van a Oventik, lo escuché su canción que es el tema de la resistencia.  Qué va a ser, sup, ese compa apenas era pichito cuando nos alzamos en 1994 y explica la resistencia mejor que yo con su canción.  Hasta no sé si le aplaudo o saco el cuaderno para tomar apunte.  Ora sí que rozan mero al ras”.  El Comandante Zebedeo nos cuenta también: “un compa se me acercó y me dijo que pues está cabrón la situación, que él creía que tal vez no se va a hacer porque lo atacan mucho a los maestros.  Pero que él está contento porque, dijo, “yo no sabía que podía cantar, ahora ya sé que sí puedo cantar y hasta hacer mis propias canciones donde platico cómo es nuestro modo de ser zapatistas.  Aunque no haya el festival, estoy contento.  Además, tal vez ahora no, pero de repente otra vuelta sí”.

Y si ustedes, artistas, compas de la Sexta, tratan de imaginarse cómo serían las participaciones artísticas zapatistas, pues aquí les ponemos un video.  Tal vez otro día le ponemos más, o fotos, porque le batallamos para esto del internet.  El bailable es creado por un colectivo de la Zona de Los Altos, en el Caracol de Oventik.  No sabemos si se dice bailable o coreografía, pero se llama resistencia y la música es un mix de la rola de Mc Lokoter, “Esta tierra que me vio nacer”, y una rola de ska del grupo español que se llama SKA-P, “El Vals del Obrero”.  El significado del bailable lo explica la maestra de la ceremoña.  El video fue producido por “Los Tercios Compas” en una de las presentaciones para selección de Oventik, hace ya más de dos meses (o sea que no suspendimos por no estar preparados).  Va pues. ¡aaaaaaaal brincolínnnnnnnn!

 

 

Bueno, ya que recuperamos el aliento, les decimos, en el detalle posible, el apoyo material que, como señal de solidaridad, respeto y admiración, vamos a entregar al magisterio en resistencia en diversos puntos de Chiapas, México.

Pero primero…

Iban a participar artistas de tojolabal, zoque, mame, chol, tzetal, tzotzil y mestizo de los 5 caracoles, así como escuchas y oyentes de las bases de apoyo zapatistas.

Del Caracol de Roberto Barrios (zona norte de Chiapas): 254 artistas y 80 escuchas-videntes.

Del Caracol de La Realidad (zona Selva Fronteriza): 221 artistas y 179 escuchas-videntes.

Del Caracol de La Garrucha (zona Selva Tzeltal): 311 artistas y 99 escuchas-videntes.

Del Caracol de Morelia (zona Tzotz Choj): 276 artistas y 88 escuchas-videntes.

Del Caracol de Oventik (zona Los Altos de Chiapas): 757 artistas y 1120 escuchas-videntes.

En total: 1819 artistas y 1566 escuchas-videntes.  Total por todo: 3385 hombres, mujeres, niños y ancianos bases de apoyo zapatistas.

La Alimentación como arte de la resistencia.

Los recursos para los artistas zapatistas variaban según cada caracol, porque en algunos lados unas cosas se consiguen más caras o más baratas.  Pero el gasto promedio en alimentación era de $12.08 pesos por artista zapatista al día.  Todo lo que se había juntado para nuestra participación, contando los 5 caracoles, ascendía a la cantidad de $ 290, 000.00 (doscientos noventa mil pesos monedad nacional).  Claro, antes de la próxima devaluación… err, sí, perdón, nada de spoilers.

¿De dónde salió la paga?  ¿Del registro en el INE?  ¿Del programa PROSPERA? ¿Del crimen organizado o desorganizado – o sea el mal gobierno-? ¿De alguna ONG?  ¿De una potencia extranjera interesada en fomentar las Artes para desestabilizar la “tranquilidad” en México? No, compas, la paga salió del trabajo de colectivos de producción en los pueblos, regiones y zonas, así como de los MAREZ y Juntas de Buen Gobierno.  O sea que es paga limpia, obtenida como la que obtiene la inmensa mayoría del pueblo de México y del mundo: del trabajo.

¿Es mucho o es poco?

Bueno, con eso el consumo promedio DIARIO de alimentación de un artista zapatista, por ejemplo, de Roberto Barrios, en los 7 días que iba a durar nuestra compartición es de:

171 gramos de frijol
50 gramos de arroz.
21 mililitros de aceite.
0.02 de bolsa de sopa
20 gramos de azúcar.
8 gramos de sal
1.17 tostada.

Bueno ¿y ahora qué se va a hacer con eso?, ¿qué es lo que le van a donar al magisterio en resistencia?


La Solidaridad Zapatista.

Los compas se organizaron por caracol para entregar el apoyo según lo siguiente:

El caracol de La Realidad va a entregar al magisterio en resistencia lo siguiente:

570 kilos de frijol.
420 kilos de arroz.
350 kilos de azúcar.
15 litros de aceite.
21 kilos de jabón.
21 kilos de sal.
28 kilos de café.
1571 kilos de maíz no transgénico.
840 kilos de tostadas.
400 kilos de pinole.
5 tinas para cocinar.
5 cucharones.
5 ánforas.
4 cajitas de medicina.

Una comisión del caracol de La Realidad entregará esto al magisterio en resistencia en Comitán, Chiapas, el día 9 de julio del 2016, a las… bueno, lo que tarden en llegar.

El caracol de Roberto Barrios va a entregar:

400 kilos de frijol.
250 kilos de arroz.
125 kilos de sopa.
24 kilos de sal.
24 litros aceite.
15 kilos de café.
10 kilos de jabón.
3 kilos de chile.
10 kilos de cebolla.
30 kilos de tomate.
50 kilos de azúcar.
320 kilos de pinole.
620 kilos tostadas.
1000 kilos de chayote, camote, yuca y plátano.

Una comisión del caracol de Roberto Barrios entregará esto al magisterio en resistencia en Playas de Catazajá, Chiapas, el día 8 de julio del 2016.  Ya fue una comisión y ya se pusieron de acuerdo con los maestros ahí para la entrega.

El caracol de La Garrucha va a entregar:

300 kilos de frijol.
150 kilos de arroz.
150 kilos de azúcar.
20 kilos de café.
15 kilos de sal.
1 caja de jabón.
60 mil tostadas.

Una comisión del caracol de La Garrucha entregará esto al magisterio en resistencia en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, el día 9 de julio del 2016.

El caracol de Morelia va a entregar:

1, 044 kilos de maíz no transgénico.
500 kilos de frijol.
300 kilos de arroz.
250 kilos de azúcar.
25 kilos de sal.
1 caja de jabón.
25 kilos de café.
1 caja de aceite.

El caracol de Oventik va a entregar.

114, 584 tostadas (unos 300 kilos)
1, 475 kilos de frijol.
672 kilos de azúcar.
456 bolsitas de sopa (unos 97 kilos)
206.5 kilos de arroz.
68 kilos de café.
5 kilos de pinole.
48.5 kilos de sal.
12.5 litro de aceite.
21 kilos de tomate.
10 kilos de cebolla.
165 kilos de verdura.
20 kilos de té.

Una comisión de los caracoles de Morelia y Oventik entregará esto al magisterio en resistencia en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el día 10 de julio del 2016.  La tostada no la vamos a entregar toda de un jalón porque es mucha y se le va honguear.  Mejor un tanto y ya luego otro tanto.

En total, los 5 caracoles entregarán unas 10 toneladas de alimentos con valor aproximado de 290 mil pesos mexicanos.

-*-

Pues así está, compas de la Sexta y artistas y magisterio en resistencia.

Ahora bien, si nos preguntan a nosotros, nosotras, zapatistas, qué pensamos de si será que vienen o no vienen, pues claro les decimos: vengan.  Chiapas es hermoso.  Y ahora es más bonito con la resistencia magisterial floreciendo en los caminos, calles, carreteras y comunidades.

¿Se preguntan si, ya estando acá, se pueden dar una vuelta a los caracoles?  Pues claro que se puede.  Pero eso sí, a la entrada les van a preguntar “¿ya fueron a ver a los maestros en resistencia?

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.        Subcomandante Insurgente Galeano.
México, julio del 2016.

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/29AAKyg

Las lecciones en Junio.

Las lecciones en Junio.

Julio del 2016.

Compañeras, compañeros y compañeroas de la Sexta en México y el mundo:

Artistas de los cinco continentes:

Magisterio en resistencia:

Reciban todos, todas, todoas, el saludo que les mandamos junto con las comunidades indígenas zapatistas.  Les escribimos esta carta para platicarles de lo que miramos y escuchamos en este pasado mes de junio y para comunicarles una decisión que hemos tomado como zapatistas que somos.  Va pues:

 

Las lecciones de arriba.

En el mes de junio, en unas cuantas semanas, se ha impartido una verdadera cátedra que nos enseña y educa.

Se ha desnudado, una vez más, el carácter del Estado en México: en lo que se refiere a la llamada “Ley 3 de 3”, en cuanto los capitalistas les chasquearon los dedos, todos los poderes institucionales corrieron a corregir lo que no era del gusto de su amo.  No conformes con saber que mandan, los grandes señores del dinero mostraron, a quien quisiera verlo, quién decide realmente.  Desde el Ángel de la Independencia (para así burlarse de lo que representa), con trajes y corbatas de marcas exclusivas, un puñado de amos se manifestaron para así dar una clase de política moderna.  “Nosotros mandamos”, dijeron sin palabras, “no nos gusta esa ley.  No necesitamos poner muertos, ni hacer marchas, ni recibir golpes, humillaciones, cárcel.  Tampoco necesitamos manifestarnos.  Si ahora nos mostramos es sólo para recordarles a todos los políticos cuál es su lugar, a los que están en el gobierno y a los que aspiran a gobernar.  Y a la prole, bueno, sólo para que se dé cuenta de cuánto desprecio nos provoca”.  Después pasó lo que pasó: la legalidad del sistema (quienes la fabrican, quienes la ejecutan y quienes la sancionan), mostró su verdadera razón de ser: en unas cuantas horas, las “instituciones” gubernamentales se atropellaron para pedir disculpas y buscar cómo remediar el enojo de los grandes señores.  Como capataces prestos a servir a los amos, los gobiernos se postraron y maniobraron para que la ley se adecuara a los designios del sistema.  “Ni siquiera la leímos”, tartamudeaban los legisladores mientras hacían reverencias y se disculpaban servilmente.

Pero en cuanto el magisterio en resistencia, y las comunidades, movimientos, organizaciones y personas que lo apoyan, demandaron la abrogación de la reforma educativa (en realidad es sólo la plataforma para la precampaña presidencial del aspirante a madrina judicial, Aurelio Nuño), el gobierno y sus amos se dijeron dispuestos a todo (es decir a usar la fuerza) para defender “la legalidad”.  Con aire más histérico que histórico, remarcaron que la ley no se negocia.  Y lo declararon apenas unas horas después de que se humillaron frente al poder del dinero… para negociar la modificación de una ley.

No les importó insistir en la arbitraria imposición de una reforma educativa que ni siquiera han leído.  Bastaría que le dieran una lectura atenta para que se dieran cuenta que de educativa no tiene nada.  No deja de ser patético que la clase política, y medios que la acompañan, digan que defienden la institucionalidad, las leyes y la justicia, mientras se exhiben impúdicamente.

En junio la lección de arriba ha sido clara y cínica: en México el capital manda, y el gobierno obedece.

Las lecciones de abajo.

Por su lado, las maestras y los maestros agrupados en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como las familias y comunidades que los apoyan, han dado también clases en las calles, caminos y carreteras del México de abajo.

En unas cuantas semanas han desmontado toda la escenografía construida por la clase política, después de varios años y mucha paga, para disfrazar, bajo el nombre de “Pacto por México”, la nueva guerra de conquista que se sintetiza en las llamadas “reformas estructurales”.

El digno movimiento de resistencia magisterial ha puesto también en evidencia la profunda descomposición de las instituciones gubernamentales federales, estatales y municipales.  La corrupción, la ineficacia y la torpeza gubernamentales ya no se pueden ocultar detrás del maquillaje que, serviles, proporcionan los medios de paga y las redes sociales manipuladas con la misma impericia con la que gobiernan.

Para tratar de manipular el “mal humor” social y dirigirlo contra el magisterio democrático, gobiernos y grandes medios de comunicación de paga, montaron una impresionante (e inútil) campaña de calumnias y mentiras: los pobres no tienen gasolina, cerveza, trago, dulces y golosinas, pan de caja, y el olote molido que se vende como “harina de maíz”.  Y la culpa es de los maestros.  Pero no porque se inconformen, sino porque no son grandes propietarios.

Al menos acá en Chiapas, el supuesto desabasto de gasolina no fue sino una descarada especulación de los empresarios del ramo, que sabían que el precio subía el viernes y desde el martes empezaron a correr el rumor, en redes sociales, de la escasez.  En las gasolineras, curiosamente, sólo había el combustible llamado diesel, que es el que no subiría de precio.  Los despachadores dijeron que sí había, pero “el patrón dijo que racionáramos y luego que pusiéramos los letreros de que no hay.  Y también le metieron mano a las bombas, así que los litros no fueron litros sino menos.  Pero eso ya es de antes, aunque no haya bloqueos”.

Del mismo modo, la escasez de alimentos y productos perecederos se dio sólo en los grandes supermercados.  En los mercados populares continuaban ofreciéndose frutas, legumbres, maíz, frijol, arroz, carne, huevos, sin que se hubieran aumentado los precios.  Cierto, empezaron a escasear productos como bebidas gaseosas embotelladas, cigarros, cervezas y licores, así como lo que se conoce comúnmente como “comida chatarra”.

Los “intereses de terceros” a los que se refiere el gobierno cuando dice que son afectados, son nada más y nada menos que los intereses de las grandes empresas del capital comercial.

Mientras gobernantes, medios y redes sociales que los acompañan, se desgañitaban diciendo que el movimiento magisterial era sólo en los estados más pobres, cuyo retraso social es culpa, claro, de la CNTE, ocurrió que, en Monterrey, Nuevo León, miles de maestras y maestros tomaron, no una sino varias veces, las calles del otrora cubil del gran capital nacional, y demandaron la abrogación de la reforma educativa.

Cuando el magisterio en resistencia decidió abrir los bloqueos a autos particulares, transporte público, pipas y transporte local, pero no a los transportes de las grandes empresas, los capataces rugieron furiosos, amenazaron y exigieron que sí dejaran pasar las mercancías que alimentan al gran capital, aunque no transitara “la plebe”.

Y en los medios de paga: gran difusión a los aviones de la SEDENA, usados como camiones repartidores de Maseca (no de maíz), con los que iniciaba el vuelo la precampaña de José Antonio Meade para relevar a Aurelio Nuño como precandidato presidencial; mientras se ocultaba que otros aviones Hércules transportaban tanquetas antimotines y tropas de la policía federal a Chiapas y Oaxaca… y Guerrero… y Michoacán… y Tabasco… ¿y Nuevo León?  ¡Ah, la rebelde geografía de la rebeldía!

No.  A los de arriba no les interesan ni la educación ni los niños.  Vaya, ni siquiera les interesa la supuesta reforma educativa.  Ni el triste policía que despacha en la Secretaría de Educación Pública, ni ningun@ de l@s legislador@s que votaron la reforma, la han leído.  Y cuando los maestros les plantean que tal o cual artículo es lesivo, voltean nerviosos a ver a sus asesores y guaruras, no sólo porque no saben qué dicen esos artículos, también porque no saben qué quiere decir la palabra “lesivo”.  Lo único que les importa es colarse en la sucesión, es ver a quién le toca la candidatura presidencial en el PRI o en el resto de partidos políticos.

Pero, pese a amenazas, golpes, prisión y a la indignante matanza de Nochixtlán, Oaxaca, los maestros y maestras resisten.  Pero ya no solos.

Cuando se esperaría que, después de una amenaza, disminuyera la presencia de personas en los bloqueos y plantones, lo que ocurre es que… llegan más maestros… ¡y vecinos de barrios, colonias, poblados y comunidades!

Así, el magisterio en rebeldía y el pueblo que lo apoya, concluyeron su cátedra pública, gratuita y laica del mes de junio y nos dieron una lección más completa: en México el capital manda, y el gobierno obedece… pero el pueblo se rebela.

  Lo más importante.

Cuando, como zapatistas que somos, decimos que respetamos un movimiento, quiere decir eso: que lo respetamos.  Quiere decir que no nos inmiscuimos en sus modos y tiempos, en su estructura organizativa, en sus decisiones, sus estrategias y tácticas, sus alianzas, sus decisiones.  Todo eso que corresponde valorar y decidir a quienes lo forman.

Voten o no voten, se alíen o no con partidos políticos, dialoguen o no dialoguen, negocien o no negocien, acuerden o no acuerden, sean creyentes o ateos, flacos o gordos, altos o chaparros, bonitos o feos, mestizos o indígenas.  Los apoyamos porque su lucha es justa.  Y nuestro apoyo, aunque bastante limitado, es incondicional.  Es decir, no esperamos nada a cambio.

Desafortunadamente, por nuestra esencia como EZLN, la mayoría de las veces nuestro apoyo no puede ir más allá de la palabra, y no son pocas las que debe ser en silencio.  En el caso del magisterio en resistencia, bastantes acusaciones y presiones tienen ya, como para que ahora les carguen el estar siendo “manejados” o “infiltrados” por organizaciones político-militares.

Así que sépanlo bien en todo el espectro político: todo lo que ha logrado el magisterio en resistencia, ha sido, y es, con su propio empeño, con su decisión y con su perseverancia.  Son ellas y ellos, los maestros de grupo, quienes han explicado su lucha, quienes han hablado en asambleas comunitarias, en barrios y colonias, quienes han convencido.  A diferencia de otras movilizaciones, ahora el magisterio volteó a mirar hacia abajo y hacia acá dirigió su mirada, su oído y su palabra.  Ha sido su resistencia la que ha convocado en su apoyo a voces tan distantes unas de otras.  Bueno, al menos así ha sido, y es, en Chiapas.  En lugar de calumniar o dar su nueva versión de la “teoría del complot”, los servicios de inteligencia (¡já!) gubernamental, así como medios que de ahí se nutren, deberían aprender de las lecciones de las maestras y maestros.

Nuestras limitaciones económicas (producto de nuestra rebelde resistencia, no de los bloqueos magisteriales), nos impedían, hasta ahora, mandarles a maestras y maestros, y a las comunidades que los apoyan, algo sustancial (por ejemplo, maíz y no maseca) que alivie las difíciles condiciones en las que resisten todas las guerras que hay en su contra.

Tampoco podemos hacer grandes movilizaciones, porque no tenemos subvención económica institucional, y cada movimiento, así sea mínimo o simbólico, debemos sufragarlo con nuestra muy limitada economía.

Sí, lo sabemos.  Nos pueden decir ahora la consigna de “Ese apoyo no se ve”.  Pero nosotras, nosotros, zapatistas, no queremos que se vea, ni que voten por nosotros, ni que se afilien, ni que engrosen la lista de siglas en que suelen convertirse los “frentes” y “frentotes”, ni que nos “paguen” de cualquier forma.  Tampoco exigimos o esperamos “reciprocidad”.

Nosotros, nosotras, zapatistas, sólo queremos que las maestras y maestros sientan que los respetamos, que los admiramos y que estamos atentas y atentos, tomando el apunte de las lecciones que están dando.

Pensamos que hay que seguir resistiendo.  Y hoy, en esta geografía y en este calendario, la resistencia lleva el rostro, la decisión y la dignidad del magisterio en rebeldía.

Para decirlo más claro: para nosotras, nosotros, zapatistas, lo más importante ahora, en este calendario y desde la limitada geografía en la que resistimos y luchamos, es la lucha del magisterio democrático.

La lección de los pueblos originarios.

Ojalá y se imponga el diálogo con respeto y verdad, y no como simulación que esconde los preparativos para nuevos golpes represivos.  Ojalá se dé sin las bravatas y golpes de mesa a las que es tan afecto quien cree que manda.

Ojalá y el grupo gobernante, el gran capital y medios que los acompañan y sirven, dejen de estar jugando a arrojar fósforos encendidos en la pradera que han secado con sus políticas, corrupción y mentiras.

Ojalá y los que están arriba dejen de pensar que la tormenta apagará el fuego que ellos, y nadie más, se empeñan en avivar.  Ojalá y alcanzaran a ver que la tempestad terminará por ahogarlos también a ellos y que, entonces, no habrá columnista de prensa escrita o electrónica, ni hashtag, ni red social, ni programa televisivo o radial que les sirva de salvavidas.

Ojalá, pero en nuestra experiencia es que no, que no será así.

Ya los pueblos originarios, compañeros y hermanos del Congreso Nacional Indígena, lo han puesto claramente al señalar que hablamos desde la tempestad.

Desde la tempestad”, ésas han sido las palabras elegidas por nuestras hermanas y hermanos en el dolor, la rabia, la rebeldía y la resistencia, que se nombran en común Congreso Nacional Indígena.  Con sólo esas tres palabras, el CNI dio una lección de calendarios y geografías ignoradas por las redes sociales, los medios de paga y libres, y la intelectualidad progresista.  Nosotras, nosotros, zapatistas, sentimos que esas palabras también eran nuestras y por eso le pedimos al Congreso Nacional Indígena firmar conjuntamente.

Porque para los pueblos originarios las amenazas, las mentiras, las calumnias, los golpes, la cárcel, las desapariciones y los asesinatos, son parte de nuestra cotidianeidad desde hace años, lustros, décadas, siglos.

Porque lo que ahora padece el magisterio en resistencia, los pueblos originarios, sus barrios, naciones y tribus, lo venimos sufriendo sin que nadie, como no sea la Sexta, nos voltee a ver.

Porque desde hace tiempo, en sus campos, valles y montañas, los pueblos originarios miramos y conocimos lo que vendría para todos, para todas, para todoas.  Incluso para quien nos mira con desprecio, o como destino de la burla y la limosna (es lo mismo), o como sinónimo de la ignorancia y el retraso, incluso para quien, corto de vocabulario e imaginación, reedita la palabra “indio” como insulto.

A todas, a todos, a todoas, les decimos: si antes no lo vieron, véanlo ahora.  Al mirar o escuchar lo que hacen en contra de las maestras y maestros, piensen “sigo yo”.

Porque después de los trabajadores de la educación básica, siguen los pensionados, los del sector salud, los burócratas, los pequeños y medianos comerciantes, los transportistas, los universitarios, los de medios de comunicación, todos los trabajadores del campo y la ciudad, indígenas y no indígenas, rurales y urbanos.

Tal vez esta conclusión es a la que llegan las familias que, sin pertenecer a organizaciones, partidos o movimientos, apoyan al magisterio.  Es porque se dicen “sigo yo”, que se da el respaldo popular a los maestros.  No importa qué tanto se retuerza y gesticule Aurelio Nuño vociferando que los maestros en resistencia atentan contra esas familias, contra sus hijos.  Esas familias apoyan el movimiento magisterial.  Y seguirán haciéndolo, aunque los medios y la maquinaria de paga en las redes sociales se esfuercen, inútilmente, en hacerse eco de los pobres argumentos que mal visten la represión en marcha.

Como si la lección del abajo, sin rostro ni siglas, fuera: “Si allá arriba se agotó el tiempo, acá abajo lo que se agotó es el miedo”.

Una decisión difícil.

Es el tiempo de las maestras y maestros en resistencia.  Es necesario y urgente estar con ellas y ellos.

Durante largos meses y en condiciones extremadamente difíciles, las bases de apoyo zapatistas se prepararon, ensayaron una y otra vez, y crearon expresiones artísticas que, tal vez, sorprenderían a más de uno, una, unoa, para el festival de CompArte.

Pero nosotros, nosotras, zapatistas, pensamos que es tan importante el apoyo al magisterio, que hemos decidido…

Primero. – Suspender nuestra participación en el festival de CompArte, tanto en el caracol de Oventik, como en el CIDECI de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, que se celebraría entre los días 17 y 30 de julio del 2016.

Segundo. – Donar al magisterio en resistencia la paga y los alimentos que habíamos ahorrado y acumulado para nuestro traslado a Oventik y al CIDECI, para nuestra manutención durante el festival, y para el regreso a nuestras comunidades.

Tercero. – A l@s 1127 artistas de todos los rincones de México, y a l@s 318 artistas de otros países (entre los que se cuentan originarios de América, Europa, Asia, África y Oceanía) registrad@s para el CompArteles pedimos sinceramente que nos disculpen y que nos entiendan.  Sabemos que no son pocos ni los gastos ni el esfuerzo que les ha costado, además de adecuar sus agendas, para venir y compartir sus creaciones con nosotras, nosotros, zapatistas.  Esperamos que lo que ahora queda en suspenso, pueda celebrarse después.  Esperamos que comprendan que es una valoración ética la que nos ha llevado a esta decisión.  Analizamos todas y cada una de las opciones y llegamos a la conclusión, errónea o no, de que es ésta una forma de apoyar la lucha de maestr@s y comunidades.  Porque no estamos dispuestos a ser esquiroles o a disputar al magisterio un protagonismo que se ha ganado con dolor y rabia.

Les pedimos respetuosamente que, en la medida de sus posibilidades, modos y tiempos, enarbolen su arte con las maestras y maestros en resistencia, en sus actividades, plantones, marchas, mítines y donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y su quehacer artístico juzguen pertinente.

Le pedimos también a loas compañeroas de la Sexta que, en la medida de sus posibilidades, en sus calendarios y geografías, creen los espacios y condiciones para que las Artes y su irreverente desafío de imaginar otros mundos, puedan celebrar la humanidad, sus dolores, sus alegrías, sus luchas.  Porque ése, y no otra cosa, es el objetivo de CompArte.

Nosotras, nosotros, zapatistas, estaremos en nuestros lugares, atentos a lo que pasa, a lo que se dice y a lo que se calla.  Seguiremos mirando con esperanza y respeto todas y cada una de las resistencias que surgen frente a la máquina depredadora.

Ahora guardaremos nuestros instrumentos musicales, nuestras pinturas, nuestros guiones teatrales y cinematográficos, nuestros trajes para los bailables, nuestra poesía, nuestras adivinanzas (sí, había un apartado para las adivinanzas), nuestras esculturas y todo lo que, pensando en ustedes, habíamos preparado para compartirles.

Guardaremos todo eso, pero, como zapatistas que somos, no descansaremos.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.               Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

Del cuaderno de Apuntes del Gato-Perro:

¡Vaya forma de crispar y polarizar todo un país!  ¿Quién los asesora?  ¿Los mismos que les dijeron que ganarían en las elecciones estatales, que no habría Brexit y que, ya votado, el impacto será menor, que la máquina funciona tan bien que ronronea?  ¿O los empresarios escondidos detrás de “Mexicanos Primero”?  Bueno, si esas mentes son las que les hicieron la reforma educativa, pues ahí tienen una muestra de su gran capacidad de “análisis”.  ¿Les dijeron que Oaxaca es un tipo de queso?  ¿Que Chiapas es el nombre de la finca de los Velasco, los Sabines, los Albores?  ¿Que Guerrero tiene sus límites marcados por la autopista del Sol y las zonas hoteleras?  ¿Que en Michoacán lo que hay que cuidar es la mariposa Monarca?  ¿Que en Nuevo León no pasa nada?  ¿Que Tabasco es un edén?  ¿Que los trabajadores de la Salud van a soportar callados?  ¿Que la Nación entera se va a limitar a desahogarse con hashtags ingeniosos?  Bueno, ahora resulta que están recibiendo lecciones de geografía nacional: el apellido de Oaxaca es “Indómita”; Chiapas es la cuna del EZLN, es donde el siglo XXI se adelantó, donde se anunció el fin de un mundo (el de ustedes), y es donde la cultura, las ciencias y las artes gritan lo que callan los medios de paga; Guerrero (y el país entero) se llama Ayotzinapa; en Michoacán hay un lugar que se llama Cherán y otro que se llama Ostula; y en todos los puntos cardinales hay un abajo que no se rinde, que no se vende, que no claudica.  Si no cambian la Reforma Educativa, al menos sí cambien de asesores.  Ah, y díganle a “Mexicanos Primero” que la realidad ya los evaluó: están reprobados.

Doy fe.

Grrr, meow.

LEER COMPLETO AQUÍ http://ift.tt/29kpUZQ

Entradas más antiguas «

Obtener más elementos